Avisar de contenido inadecuado

Deja que la Cabalá sea tu guía

{
}

A fin de alcanzar esta meta de la Creación, hay dos etapas sucesivas en el sendero de una persona. La primera trae consigo sufrimiento y duras experiencias, hasta que la persona se libera del egoísmo. Pero una vez que ha pasado esta primera etapa y que ha conseguido librarse de todos sus deseos personales; una vez que es capaz de dirigir todos sus pensamientos hacia el Creador, entonces la persona comienza una nueva vida, llena de regocijo espiritual y tranquilidad eterna, tal como originalmente surgió por la voluntad del Creador al comienzo de la Creación.
No es necesario seguir el sendero de una auto-negación total, al grado de estar satisfecho con una rodaja de pan, un sorbo de agua y un descanso sobre arena, como si se tratara de acostumbrar al cuerpo a renunciar al egoísmo.
En vez de suprimir forzosamente nuestros deseos físicos, se nos ha concedido la Cabalá y su luz, la cual puede ayudar a cada persona a librarse del egoísmo, la raíz de todo infortunio. Eso significa que existe cierta fuerza, llamada la luz de la Cabalá, que permite a la persona trascender los deseos del cuerpo.
Pero la fuerza espiritual contenida en la Cabalá puede afectar al individuo solamente si cree que le ayudará, lo cual es necesario para sobrevivir, en vez de perecer mientras experimenta sufrimientos inaguantables. Es decir, sólo si cree que el estudio de la Cabalá lo conducirá hacia su meta y le ayudará a obtener la esperada recompensa: la libertad del deseo egoísta.
Una persona que siente que esta es una necesidad vital, está constantemente luchando por encontrar maneras de liberarse. Mientras estudia la Cabalá, busca a través de ella las directrices sobre cómo escapar de la prisión del interés egoísta. Uno puede deducir cuán grande es la fe en la Cabalá, su percepción de la necesidad de estudiar y buscar. Si sus pensamientos están constantemente ocupados en la búsqueda de la libertad del egoísmo, se puede decir que ya tiene fe absoluta. Esto es posible solamente si en verdad siente que el no poder encontrar una escapatoria a su situación es peor que morir, porque el sufrimiento causado por el interés personal es realmente inmensurable..

Sólo si la persona verdaderamente busca alivio con determinación, la luz de la Cabalá le ayudará. Sólo entonces será dotado de fortaleza espiritual que le permitirá salir de su propio ego. Y sólo entonces será verdaderamente libre.
Por otra parte, para quienes no sienten una necesidad tan urgente, o ninguna necesidad, la Luz de la Cabalá se torna en oscuridad. Por lo tanto, cuanto más estudien, más a fondo se hunden en su egoísmo, pues no utilizan esta sabiduría para su único y verdadero propósito.
Cuando comienza a aprender Cabalá y abre uno de los libros de Rashbi, Arí, el rabino Yehuda Ashlag o del rabino Baruj Ashlag, su meta debe ser una recompensa: recibir del Creador el poder de la fe; debe tener éxito en encontrar la manera de cambiarlo; que su recompensa resultante deba ser el aumento de su fe. Debe adquirir la confianza, de que incluso en su estado egoísta, todavía es posible recibir tal regalo desde lo Alto, que es como un puente a un estado opuesto.
Incluso si todavía no ha experimentado todo el sufrimiento que lo forzaría a renunciar a todos sus intereses personales en la vida, de todas maneras, la Cabalá le ayudará; en vez del sufrimiento, recibirá otra manera de transitar su sendero.
Rav.Laitman.

 TAGS:undefined

{
}
{
}

Deja tu comentario Deja que la Cabalá sea tu guía

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.